Estimulación Temprana

Estimulación es todo aquello que incita, provoca, sugiere... en este caso al bebé: a conocer, a reconocer, a asimilar, a recordar y, por lo tanto, a aprender. Esto ya lo hacemos, constantemente. ¿Cuál es, entonces, la diferencia para acudir al taller? La diferencia es la pauta, esas pequeñas rutinas, de juego y diversión, con la intención clara de facilitar su crecimiento y su desarrollo de manera sencilla pero eficaz.

 

En las charlas y talleres aprendemos sobre la enorme capacidad que tienen nuestros bebés y a actuar en consecuencia. Aprendemos a respetarlos, a que se sientan reflejados en una mirada nuestra, no sólo de infinito amor, sino de una gran admiración. Aprendemos la importancia de permitir, de establecer una comunicación veraz, a administrar los estímulos adecuados y a que se abran paso con alegría por su sistema nervioso. Permitimos la entrada de percepciones y la salida de los nuevos logros. Aprendemos a darles información y a escucharles. A observarles y enseñarles a observar. Aprendemos a aprender de ellos, que a través de sus experiencias nos muestran (y nos recuerdan) que todo tiene sonido, sabor, color, olor, textura... que todo tiene una lección escondida y que descubrirla es un juego fascinante, que nos hace felices al tiempo que más inteligentes, más completos.

 

Vivir esta aventura con ellos, intensa y eficazmente, es lo que nos enseña la estimulación temprana y es una fuente inagotable de felicidad para ellos y para nosotros.

Copyright © All Rights Reserved